Mayte-Carvajal-Mentorig-mujeres emprendedoras-30

Hola Pepa, háblanos de tu empresa.

Mi empresa es “PEPA CABAÑÉS”, nos dedicamos al diseño y confección de prendas a medida para Comunión y ceremonia. Los vestidos y complementos de Comunión son la parte principal. Yo diría que nos distinguimos por nuestra forma de trabajar tan artesanal, cuidando mucho la calidad y los detalles, la verdad es que le ponemos mucho cariño a nuestro trabajo.

En lo que concierne a ceremonia, incluyo novias, arras, madrinas, clavariesas, graduaciones, puestas de largo, incluso trajes de valenciana muy especiales.

¿Y desde cuándo eres emprendedora?

Durante más de 30 años me he dedicado al diseño de moda, pero fue hace 5 años cuando decidí montar mi propia empresa. Digamos que no me aburro, también soy profesora de la Escuela de Arte y Superior de Diseño.

Pepa, ¿desde cuándo cuentas con el asesoramiento de Mayte como mentora?

Desde el principio. Fue Mayte la que me ayudó a emprender esta aventura. Cuento con su valioso asesoramiento desde entonces, y hoy en día también con su amistad.

Y ¿cómo es Mayte?, ¿qué nos puedes contar sobre ella?

Por encima de todo, Mayte es una mujer muy noble, es una gran persona. Para mi esas son las principales cualidades que hicieron que pusiera toda mi confianza en ella. Mayte es muy minuciosa y una gran profesional, siempre ve y potencia la parte positiva de las cosas. Te transmite confianza y está dispuesta a darte la mano en todo momento.

Tiene una sensibilidad especial para tratar a sus clientes, es divertida, sensata, tiene un gusto por las cosas muy refinado, y sobretodo tiene muy clara su filosofía de vida. Y a la hora de trabajar es muy profesional, su mente va a mil por hora, pero no te sientes agobiada, te empuja a dar lo mejor de ti misma.

Durante estos 5 años imagino que Mayte te habrá asesorado sobre aspectos muy diferentes.

Ya lo creo, al principio estaba todo por hacer, partíamos sólo de una idea y de mucha ilusión, y de mucho miedo por mi parte, también hay que decirlo. Digamos que Mayte me fue guiando paso a paso para darle forma y trasformar la idea en un proyecto viable que tras 5 años y mucho esfuerzo me está dando muchas satisfacciones. Desde definir mi modelo de negocio, estudiar el mercado, el producto, la imagen, la comunicación, la protección de la marca ¡y tantas cosas!, hasta en la decoración del estudio me ha ayudado. He aprendido mucho, y ahora que soy mucho más autónoma Mayte sigue estando ahí cuando la necesito. Tenemos anécdotas para contar y no parar.

Y en las horas bajas, ¿también puedas contar con su apoyo emocional?

Ya lo creo, cuando eres empresaria sientes mucho peso y mucha responsabilidad sobre tus espaldas, y no siempre es fácil. Hay días buenos y regulares, pero Mayte siempre me escucha y me anima, y si puede echarme una mano lo hace.

Pepa, y para concluir, ¿recomendarías a Mayte a otras emprendedoras?

Por supuesto, contar con ella es una apuesta segura, en ningún momento te sientes sola y sabes que siempre está cuando la necesitas, como persona y como profesional.